TÉCNICA

TÉCNICA

Método de Reeducación Postural

El Método de Reeducación Postural “Les Trois Equerres” está basado en la evolución de las enseñanzas de F. Mézières. Fue creado y desarrollado por Nicole y su esposo Anthony Morelli, ambos discípulos de F. Mézières, en más de 30 años de experiencia y de investigación, y en los últimos años con la colaboración del Dr. En FT. Ugo Morelli.

El método es dictado desde 1988 en Francia, Argentina e Italia.

El Método de Tres Escuadras (MTE) respetando los principios básicos extraídos de F. Mézières, ha desarrollado un protocolo de tratamiento único, suave y progresiva, dirigido principalmente a eliminar el dolor tan pronto como sea posible abordando la causa primaria de la desalineación postural: la retracción de las cadenas musculares tónicas

La función estática está bajo control de la musculatura tónica, que escapa por completo a nuestra voluntad. Totalmente refleja, siempre es proporcional a la intensidad del reflejo. Su patología no es así nunca la falta de fuerza, sino la retracción y el acortamiento.

El Objetivo del MTE es trabajar sobre la retracción y el acortamiento musculo conjuntivo. La corrección debe ser global y no se deben olvidar las compensaciones. La corrección va a ser progresiva y va a estar acompañada de la relajación general del paciente.

Se comienza por una Evaluación Global del Paciente en los distintos planos. En primer lugar se utiliza la sensibilidad propioceptiva del paciente y luego la inspección objetiva. En una buena estática, la sínfisis del mentón debe encontrarse en la verticalidad de la sínfisis pubiana. Esto corresponde a la alineación occipital-dorsal-sacro.

El MTE trabaja el estiramiento musculo aponeurótico de toda la cadena tónica de tensión con una relajación tota del paciente. Esto se lograra en una primera fase, la Fase Pasiva con el trabajo manual del terapeuta. Luego de dicho estiramiento se conseguirá una realineación fisiológica de los miembros, esto se consigue en la segunda fase, Fase Activo- Pasiva, donde el paciente comienza simultáneamente con el trabajo del terapeuta a mantener una postura más activa Progresivamente, el objetivo es que el paciente logre mantener activamente dichas alineaciones, lo cual se consigue en una tercera fase, Fase activa, en la que se consigue la regularización del equilibrio muscular obtenido en las dos fases anteriores

Esto se ejerce a través Tres posturas de tratamiento, que son las Posturas básicas del Ser Humano, la primera Escuadra, donde el objetivo es lograr que el paciente adopte una posición supina con las piernas elevadas a 90 grados; en la segunda Escuadra, posición sentada con el tronco y piernas a 90 grados y en la tercera Escuadras el paciente se encuentra parado en el suelo con el tronco flexionado a 90 grados.

Para mantener las distintas posturas de tratamiento correctamente, colocamos al paciente en tensión con la ayuda de una CINCHA rígida para la fase pasiva y elástica para las siguientes fases. Se pueden utilizar almohadas de distintas alturas y formas en función de las posibilidades y condiciones del paciente.

En la distinta postura, el Método utiliza diversas técnicas tales como: normalización de las articulaciones, reflexología, digitopuntura, pompages, elongación mio- fascial, etc.

El estudio de las tipologías y el temperamento humano enriquece y complementa el trabajo postural, permitiendo al terapeuta adaptarse a la tipo- psico- morfología del paciente y así abordar la terapéutica de la enfermedad osteo-mio-articular, post-traumática o no, dismorfismo, tratamientos neurológicos, etc. con un amplio bagaje de conocimiento.

“Ver con los ojos y con las manos, Comprender con la inteligencia y con las manos, Hacer con paciencia y con las manos”
Nicole Verkimpe - Morelli